Tratamientos para el cáncer

¡Ahora sí! ¡Ya estamos listos para curar el cáncer! Pero, ¿Cómo le vamos a hacer? ¿Se requiere cirugía, radiación, quimioterapia o una combinación de ellas? ¿Se puede tratar aquí o es mejor que se vaya a otro hospital donde hay más experiencia? En este paso es útil que la paciente reciba cuanta más información pueda obtener acerca del tratamiento de su cáncer. Yo recomiendo que busquen información confiable en el internet y que pidan consultas de segunda opinión, eso hace que la persona esté mejor informada y empoderada para tomar mejores decisiones.

De parte de los médicos, es importante que revisemos el caso con detalle, que veamos todas las posibles formas de tratarlo y que entre los médicos nos pongamos de acuerdo y establezcamos una estrategia clara de tratamiento que nos de las máximas posibilidades de curar la enfermedad. Que nos basemos en la evidencia científica y usemos las guías clínicas de lo que ya está comprobado que es lo mejor para determinado tipo de cáncer. Es decir que el tratamiento que se establece, no es porque yo digo, o porque así lo dijeron en el centro de cáncer, sino porque es lo que estácomprobado que es lo mejor para el paciente.A éste proceso se le llama tratamiento multidisciplinario del cáncer, y se refiere a la atención del cáncer en grupos de médicos de diferentes especialidades y que en conjunto ayuden a desarrollar una estrategia de tratamiento conjunta.

Tratamientos oncológicos en grupos multidisciplinarios

Se ha demostrado que cuando el cáncer se atiente en grupos multidisciplinarios existen los siguientes beneficios:

  • El paciente entiende mejor el proceso de atención
  • Se hacen menos y mejores estudios
  • El tratamiento se inicia más pronto
  • Que las posibilidades de cura son mayores

Tipos de tratamientos para el cáncer

  1. Cirugia oncologica: Es la técnica más antigua y todavía la más efectiva para los cánceres sólidos. Se utiliza preferentemente en el cáncer localizado porque permite eliminarlo por completo. También se utiliza en el cáncer localmente avanzado o metastásico en combinación con otras terapias. Cuando se hace cirugía para cáncer es bien importante que se retire todo el tumor y que se verifique que los márgenes de resección son negativos bajo el microscopio. Además es importante operar los ganglios cercanos porque algunos tipos de cáncer se vana a los ganglios.
  2. Quimioterapia: Se refiere al uso de medicamentos para combatir el cáncer. La quimioterapia tradicional tiene su efecto sobre las células del cuerpo que se están dividiendo y aprovecha que las células con cáncer se dividen más rápido para matarlas. Es un tratamiento sistémico, y algunos medicamentos quimioterapéuticos son muy efectivos para eliminar el cáncer. Se utiliza preferentemente en el cáncer metastásico y junto con la cirugía o radioterapia en otros. También se puede usar en pacientes ya operados de cáncer con el fin de evitar que el cáncer regrese (Quimioterapia adyuvante).
  3. Radioterapia: En la radioterapia se aprovecha el efecto que tienen los rayos X para matar las células cancerígenas. Al igual que la cirugía es un tratamiento local. Con frecuencia se usa antes de una cirugía con el objetivo de disminuir el tamaño del cáncer antes de operarlo y entonces poder operarlo mejor. (Radioterapia neoadyuvante)

En los últimos años hemos hecho grandes avances en los diferentes tratamientos del cáncer y hoy en día contamos con terapias más efectivas y que permiten mantener una mejor calidad de vida. Ejemplos de avances en el tratamiento del cáncer son los siguientes:

En cirugía, la técnica del ganglio centinela permite identificar si existe cáncer en los ganglios sin necesidad de retirarlos todos. Anteriormente se retiraban todos los ganglios y algunas personas desarrollaban linfedema.

Los medicamentos de blanco molecular son un tipo de quimioterapia que tiene su efecto únicamente sobre las células con cáncer, esto permite que sean más efectivos y con menos efectos secundarios. Frecuentemente son pastillas. La quimioterapia tradicional también daña células sanas.

La radioterapia moderna se da con una técnica conformada, en tercera dimensión, lo que permite que el cáncer reciba altas dosis de radiación mientras que los órganos sanos adyacentes reciban muy poca. La radioterapia antigua es mucho menos selectiva.

Como les platique en el inicio, con las técnicas modernas podemos curar a la mayoría de los cánceres, eso permite que existan en nuestra comunidad muchos sobrevivientes de cáncer. Personas que han aprendido a vivir con el cáncer o que han salido adelante después de una experiencia de cáncer. Por tal motivo, muchos de los tratamientos actuales van enfocados en preservar la calidad de vida del paciente que tuvo cáncer. Nos importa mucho que ellos estén bien física y mentalmente y que puedan continuar siendo productivos en nuestra sociedad.

Existen ocasiones en donde a pesar de todos nuestras ganas, conocimiento y dedicación, no podemos curar a una persona de cáncer y que a pesar de nuestros mayores deseos, no podemos hacer que vivan más y mejor. Estas personas se van a morir de cáncer y no vamos a poder evitarlo. Es importante reconocer esta circunstancia porque, si no podemos prolongar la vida, si podemos tratar de dar calidad de vida. Para estos pacientes existen especialistas en cuidados paliativos, cuyo enfoque es completamente diferente al del resto de los médicos. Ellos ayudan a que la persona muera con dignidad, sin sufrir y con calidad de vida.

(Fragmento de la Conferencia del Dr. Eduardo Guzmán Huerta, Cirujano oncólogo)